Horario de atención: Lunes a Viernes de 10:00 a 19:00 hrs y Sábado de 10:00 a 13:00 hrs.

Cerrar

¿Qué estás buscando?

FDJ - Fundación Diabetes Juvenil de Chile

"La educación no es parte del tratamiento de la Diabetes, es El tratamiento...". Elliot P. Joslin

Ser miembro no tiene costo.

¡INFÓRMATE AQUÍ!
Cerrar

Ficha de Inscripción

La Fundación Diabetes Juvenil de Chile, está disponible para ti y toda tu familia de manera totalmente GRATUITA. Para ser miembro el único requisito es usar insulina a permanencia. Si es tu caso, debes seguir estos 2 pasos:

1.- Llenar ficha de inscripción y enviarla.
2.- Asistir a la reunión de bienvenida que se coordinará una vez recibidos tus datos.
*Si eres de regiones te enviaremos el material de bienvenida por correo certificado para terminar con tu inscripción.









Diabetes Tipo 1
Diabetes Tipo 2 con uso de insulina

Una vez enviado este formulario, el equipo de la Fundación se contactará vía email para hacerte entrega del material educacional y terminar tu proceso de inscripción en forma presencial.

Antonia Rodríguez, talento y versatilidad
16 de Febrero 2018

Antonia Rodríguez Lody (9 años, 1 año con DM1) es una antofagastina inquieta. Desde muy pequeña comenzó a buscar diferentes actividades a las que dedicar su tiempo. A los 4 años comenzó a probar academias de ballet, a los 5 se integró a una escuela de rugby y luego lo haría también a una escuela de softball.

No satisfecha con esto, siguió en la búsqueda de nuevas disciplinas “un día estaba viendo televisión y en las noticias mostraron un reportaje sobre el pole dance y le dije a mi mamá que eso quería hacer. Mi mamá me dijo que bueno, porque siempre me decía ‘tienes que probar de todo hasta que encuentres el deporte que te guste’”, recuerda.

A mediados del 2016 fue a una clase de prueba y le encantaron las acrobacias que vio. Actualmente Antonia practica pole kid en una academia llamada “Pole en movimiento”. Tiene clases lunes, miércoles y viernes, luego del colegio. “Como siempre llego temprano aprovecho ese rato para medirme la glicemia, cambiarme de ropa y comer una colación antes de comenzar a entrenar”, relata.

Los días en que va a clases de pole, toma un buen desayuno y almuerzo, y siempre guarda en su lonchera varias colaciones como barritas de cereal, jugos, yogurt y agua. Y una vez que está en sus entrenamientos, no hace más que disfrutar: “me siento feliz porque puedo ser como un monito trepando por todos lados”, cuenta alegre.

Unos seis meses pasaron entre que descubrió su pasión por el pole dance y que fue diagnosticada con diabetes tipo 1. Al debutar, dejó de ir a la academia por dos meses, lo que la desanimó. Tras verla de esta manera, su mamá tomó cartas en el asunto y la incentivó a volver a participar de las clases. “Cuando voy a clases me sube el ánimo, me siento feliz. Cuando hago ejercicios y actividad física puedo comer mucho más y utilizo menos insulina que los días en que no hago ejercicio”, señala.

Antonia todavía no ha participado en campeonatos de pole debido a que en su mayoría son para adultos, pero todos los fines de año se hace una gala, con coreografías y trajes que tardan meses en preparar. De momento, quiere seguir aprendiendo más trucos, seguir entrenando con miras a campeonatos futuros, e inspirar a otros que todavía no se deciden a comenzar en el deporte: “tienen que buscar algo que les guste a ellos y que se atrevan. Se van a sentir mucho mejor, más alegres, con más ánimo y sirve para mantener bien los niveles de las glicemias”, asegura.

18869460