Horario de atención: Lunes a Viernes de 10:00 a 19:00 hrs y Sábado de 10:00 a 13:00 hrs.

Cerrar

¿Qué estás buscando?

FDJ - Fundación Diabetes Juvenil de Chile

"La educación no es parte del tratamiento de la Diabetes, es El tratamiento...". Elliot P. Joslin

Ser miembro no tiene costo.
Inscríbete aquí.

¡INCORPÓRATE HOY!
Cerrar

Ficha de Inscripción

La Fundación Diabetes Juvenil de Chile, está disponible para ti y toda tu familia de manera totalmente GRATUITA. Para ser miembro el único requisito es usar insulina a permanencia. Si es tu caso, debes seguir estos 2 pasos:

1.- Llenar ficha de inscripción y enviarla.
2.- Asistir a la reunión de bienvenida que se coordinará una vez recibidos tus datos.
*Si eres de regiones te enviaremos el material de bienvenida por correo certificado para terminar con tu inscripción.









Diabetes Tipo 1
Diabetes Tipo 2 con uso de insulina

Una vez enviado este formulario, el equipo de la Fundación se contactará vía email para hacerte entrega del material educacional y terminar tu proceso de inscripción en forma presencial.

Campamentos FDJ: ¡Vamos a pasarlo bien y aprender con otros!
7 de Octubre 2016

Los campamentos son una actividad central en nuestra labor como FDJ. Desde el año 1989, cuando se realizó el primer campamento en Chile, miles son las personas que han participado, aprendiendo y disfrutando esta experiencia. Actualmente, realizamos Campamentos de Verano e Invierno, dirigidos a personas con diabetes tipo 1, que tienen entre 8 y 18 años, ofreciéndoles la oportunidad de compartir con pares que viven la misma condición, en un formato de “escuela al aire libre”.

 

In a Campamento: una experiencia significativa

 

Desde que comenzamos con esta actividad, hemos notado lo significativa que es para niños y jóvenes la experiencia de participar en campamento. Personalmente, he visto muchas veces lo difícil que es para algunos animarse a ir, pero lo aún más difícil que se hace luego despedirse de los nuevos amigos el último día. Para quienes van por primera vez, es muy valioso compartir con otros las rutinas de cuidado y diversión, ya que así se dan cuenta que “no son los únicos”, lo que les permite ir normalizando el hecho de vivir con diabetes. También hay quienes deciden año a año volver a inscribirse para participar, porque les motiva mucho compartir nuevamente experiencias con sus amigos con diabetes, creciendo así en autonomía y autoestima. Y hay también personas que, incluso luego de décadas de haber asistido a campamento, siguen atesorando y recordando con cariño los momentos compartidos durante esos días.

 

Soy parte del equipo profesional a cargo de campamento y sabemos, por la experiencia de todos estos años, que campamento divierte, enseña y transforma a muchos, motivándolos a conocerse más y cuidarse mejor. Sin embargo, no nos habíamos dedicado a evaluar más concretamente cómo perciben la experiencia los campistas. Es por esto que el año 2015 decidimos generar una herramienta de evaluación, para así tener información concreta sobre cómo funcionan nuestros campamentos y, sobre todo, qué es lo que los participantes valoran y aprenden al asistir.

 

Desde entonces, todos los campistas responden un cuestionario al finalizar cada campamento, señalando lo que opinan sobre las actividades del programa, la relación establecida con sus compañeros de grupo, cómo evalúan el rol de sus monitores y staff de salud, además de aspectos de alimentación e infraestructura. Asimismo, les preguntamos a los campistas qué es lo que más y lo que menos les gustó del campamento; y una parte fundamental de esta evaluación tiene que ver con que identifiquen qué han aprendido al participar del campamento.

 

¿Qué opinan los niños y jóvenes de los campamentos de la FDJ?

 

De acuerdo a las evaluaciones que hemos realizado, la gran mayoría de los campistas que asiste, incluyendo desde los más pequeños hasta los más grandes, ha dicho que en campamento lo pasa muy bien. Algo similar sucede con la percepción que tienen los campistas sobre sus monitores y profesionales de salud, con quienes refieren sentirse seguros, ayudados y escuchados. Respecto a lo que más le gusta de asistir, se destacan las actividades recreativas (como la piscina, diversos juegos, fiesta, fogón, etc.), y también la posibilidad que otorga campamento de conocer y compartir con otros que viven experiencias similares por tener la misma condición. ¿Qué es lo que menos les gusta a los campistas según las evaluaciones? Muchos responden a esta pregunta diciendo “nada” o que no les gusta que campamento dure pocos días, mientras que otros señalan que les gustarían algunos cambios en los horarios o en las comidas.

 

¿Qué aprenden en los campamentos?

 

Este es un punto muy interesante en lo que hemos evaluado, ya que la mayoría de los campistas indica dos tipos centrales de aprendizajes: uno tiene que ver directamente con el autocuidado y la vida con diabetes y el otro se relaciona con el hecho de compartir durante varios días con otros, lo que incide en que se desarrollen y fortalezcan habilidades sociales y emocionales.

 

Respecto a su diabetes, dependiendo de las edades y los objetivos abordados con cada grupo, los campistas identifican aprendizajes sobre técnicas de inyección e insulinoterapia: muchos mejoran la forma en la que estaban inyectándose y aprenden la importancia de la rotación de sitios, otros aprenden a pincharse por primera vez en un nuevo lugar gracias a la ayuda de sus monitores, también adquieren nuevas herramientas sobre ajuste de dosis, entre otros. Además, señalan aprendizajes sobrealimentación: identificar alimentos que tienen y no tienen hidratos de carbono, nociones de conteo e índice glicémico, entre otros. También identifican aprendizajes sobre lo que son las hipo e hiperglicemias (síntomas y tratamiento) y las cetonas, todos aspectos muy importante para su autocontrol.

 

Por otro lado, tanto los campistas más pequeños como también los mayores en edad, dicen que campamento es un espacio para aprender a: compartir y convivir con otros, trabajar en equipo, no rendirse, tratarse con respeto y amabilidad, tener confianza en sí mismos y otros. Muchos niños y jóvenes estrechan importantes lazos de amistad durante el campamento, y valoran no tener que estar explicándoles a otros detalles sobre sus vidas con diabetes, pues sienten la complicidad de entenderse mutuamente muy bien en lo que están hablando.

 

Como vemos en esta síntesis de opiniones, en campamento los niños y jóvenes lo pasan muy bien y aprenden más sobre sí mismos y el manejo de su diabetes. Gracias a la posibilidad de compartir en la práctica con otros que enfrentan desafíos similares, los campistas regresan a sus casas con renovado equipaje en sus bolsos: un montón de recuerdos de momentos felices con sus nuevos amigos y más herramientas para vivir con diabetes, pues van integrando que, cuidándose, sí se puede tener una vida tranquila y feliz.

 

A propósito de todo lo que hemos estado revisando… ¿Sabías que se viene nuestro Campamento de Invierno? Yo soy de aquellas que vuelve feliz año tras año, así que ¡no me lo pierdo! Te invito a motivarte también a vivir esta increíble experiencia. Para más información e inscripciones, revisa este link: http://www.diabeteschile.cl/articulo/inscripcion-campamento

 

¡Nos vemos en campamento!

 

Trinidad López Radrigán

Psicóloga FDJ

 

Alianza por un Chile Sin Diabetes

18869460